Lasaña de carne molida

Receta de lasaña de carne molida

La lasaña de carne molida, con tomate y bechamel y el rico toque del queso gratinado, es una comida que gusta a todo el mundo y que podemos hacer en casita.

Ingredientes para preparar lasaña de carne molida

  • 1 cajita de pasta para lasaña
  • 700 gr. de carne picada de cerdo y ternera
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 l. de salsa de tomate
  • 1/2 l. de salsa bechamel
  • Queso rallado
  • Orégano
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

¿Cómo preparar lasaña de carne molida?

  • Cortamos la cebolla en una brunoise menuda y ponemos una cacerola al fuego con un chorreón de aceite de oliva. Ponemos la cebolla a pochar.
  • Cuando la cebolla esté tierna, añadimos al sofrito un par de cucharadas más de aceite de oliva, dejamos que coja temperatura y añadimos la carne picada para la lasaña de carne molida.
  • Removemos bien estos ingredientes, salpimentamos al gusto, añadimos una hojita de laurel, un pellizco de orégano y regamos con la salsa de tomate.
  • Dejamos que esta mezcla se cocine despacito, a fuego bajo, hasta que esté espesa y mientras se cocina la salsa podemos ir cociendo la pasta.
  • Ponemos una olla con abundante agua y sal al fuego y cocinamos la pasta según las indicaciones del fabricante. Cuando estén listas, generalmente es cuando salen a flote, escurrimos las láminas para la lasaña de carne molida, las refrescamos y las vamos secando sobre un paño de cocina limpio y extendido.
  • Cogemos una fuente refractaria, ponemos una capita fina de tomate cubriendo el culo y, sobre ella, una capa de láminas de pasta, luego una capa de carne y otra capa de queso rallado. Seguimos alternando capas hasta terminar la lasaña de carne molida con una capa de pasta.
  • Ahora cubrimos con la salsa bechamel, rociamos con queso rallado y llevamos al horno precalentado a 180ºC, donde cocerá durante un cuarto de hora y, finalmente, le daremos diez minutos de gratinado.
  • Foto orientativa: Jeffreyw
Nota del autor:

Si tenéis la bechamel ya hecha, os ahorraréis mucho tiempo.

El momento para congelar la lasaña de carne molida, o cualquier otro tipo de lasaña, es antes de hornearla, en el momento en que esté compuesta con todas sus capas e ingredientes.